Cuando la piratería intelectual la practican los poderosos – Ferran Esteve

From Ferran Esteve‘s blog, De piratas intelectuales poderosos (in Spanish).

We’ve seen this happen all too often: A translator translates a book only to find, when the book is published, that his or her name has disappeared. In its place, a translation agency or editorial-services provider has inserted itself as the translator. It’s against the law of virtually every Western country, but it’s an increasingly common practice.

Read Ferran’s blog for the latest updates on his situation, plus a detailed timeline of the case.

________________________________

Cuando la piratería intelectual la practican los poderosos
[When the Powerful Engage in Intellectual Piracy]
13 December 2009

A finales del mes de mayo, la editorial Península lanzó al mercado el libro Pep Guardiola, de Santpedor al banquillo del Camp Nou. Curiosamente, y a pesar de lo que estipula la Ley de la Propiedad Intelectual, en los créditos del libro se puede leer lo siguiente “Traducción: Átona, S.L.” Lo que sigue es el relato de una nueva vulneración de los derechos de autor. En este caso, sin embargo, no es un particular quien ha infringido esos derechos, quien ha perjudicado a la industria cinematográfica o a la musical, quien, como nos insisten los autores desde los medios, pone en peligro la pervivencia de la cultura o la fuente de ingresos de un creador. En este caso, es la propia industria editorial quien ha decidido vulnerar, con premeditación, alevosía, chulería y amenazas, los derechos de un traductor, algo que lamentablemente no resulta nuevo, como recordarán quienes siguieran hace tiempo el caso entre Montserrat Gurguí y la editorial Urano a propósito del libro ¿Quién se ha llevado mi queso?, y quienes hayan tenido relaciones laborales con la agencia MTM, aunque en este caso la justicia penal ya se ha pronunciado, y la primera sentencia condenatoria contra ellos ha sido confirmada por la Audiencia Provincial de Barcelona (Verónica Canales contra la agencia MTM Traducciones). En un momento en que el Gobierno pretende introducir reformas en los mecanismos de control y de protección de los derechos de autor, conviene saber que los malos no son siempre los mismos.

Este escrito y la cronología de los hechos no pretende ser el inicio de nada, ni quiero erigirme en mártir de ninguna causa, pero después de llevar años trabajando en el sector de la traducción literaria –no es este el primer atropello que sufro– y tras meses intentando solucionar la situación y de haber sido tratado por el Grup 62 y Planeta con desdén, como el tonto útil para que ellos pudieran llevar a cabo, con la participación del Grupo Godó, una operación comercial que no acabó dando los frutos deseados, creo que tal vez haya llegado el momento de que todos nos quitemos las máscaras y dejemos de culpabilizar y defender siempre a los mismos.

¿Se imaginan la que habría armado la maquinaria publicitaria y propagandística de Planeta y los hilos que habría movido si alguien hubiera decidido poner en circulación de manera ilícita un libro cuyos derechos pertenecen a la editorial?

>>>>> continues here

No Peanuts! doesn't pretend to be a representative democracy. We don't publish comments that denigrate our movement, attack our writers, or show disrespect for translators. All comments must be signed with first/last name and include a verifiable email address.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s